Anúnciate aquí

Querétaro, indispensable almacenar energía por el Nearshoring

Se estima que los centros de datos representan entre 1.5 y 2 por ciento del consumo mundial de electricidad, y proyecta un aumento a 4 por ciento en 2030.

Por Juan Carlos Machorro

Inversión mundial anual en almacenamiento de energía: 20 mil millones de dólares en México se ubican 166 centros de datos. De estos, Querétaro es sede de 10 y se prepara para recibir otros 18 en los próximos tres años, lo que requerirá un mayor requerimiento de energía y de agua, como de otros insumos, señala la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Se estima que los centros de datos representan entre 1.5 y 2 por ciento del consumo mundial de electricidad, y proyecta un aumento a 4 por ciento en 2030. En el mundo, los mayores receptores de Data Center son Estados Unidos, Alemania y Reino Unido.

De acuerdo con el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), el país requerirá 9 gigawatts (GW) de almacenamiento de energía para los próximos 15 años; sin embargo, no existe una regulación que permita que este sector crezca. Por ello, se requiere que la Comisión Reguladora de Energía (CRE) desarrolle esta regulación.

En los últimos años, el almacenamiento de energía ha experimentado un importante crecimiento en todo el mundo. Tan sólo durante el 2022, la inversión global en almacenamiento de energía en baterías alcanzó los 20 mil millones de dólares.

Esta tendencia se debe en gran medida a la creciente demanda de energía renovable y a la necesidad de gestionar la intermitencia de las fuentes de energía solar y eólica.

Un informe elaborado por BloombergNEF estableció que la capacidad instalada actual en el mundo de almacenamiento de energía se multiplicará por 15 para 2030. De acuerdo con el informe, se espera que la capacidad de almacenamiento de baterías en todo el mundo alcance 411 GW para 2030. Además, se prevé que en ese mismo año el mercado de baterías para almacenamiento crezca de manera significativa, alcanzado un valor de 435 mil millones de dólares.

Enrique Chávez, experto en energía de Eaton, dijo que tras la pandemia y con la detonación del nearshoring la necesidad de manejo energético ha incrementado en demasía. “Se estima que los aditamentos de almacenamiento de energía se incrementará hasta un 57 por ciento al 2050”.

Los sectores de tecnología y manejo de información digital y plataformas, la dotación de energía constante es un requerimiento indispensable y esto deriva en que se necesite de apostar por sistemas de almacenamiento de energía, siendo las baterías de litio una de las mayores soluciones a futuro.

Explicó que en el caso de los parques industriales de Querétaro y del bajío como del resto del país, tienen el objetivo de usar un 50 por ciento de energía verde al año 2050, aunado a apostar a sistemas de almacenamiento energético para evitar que los Data Center como otros sectores industriales no tengan problemas en su operación que no para un minuto al año.

“Para solventar emergencias es posible apreciar un mayor uso de la Nube y no se interrumpan sus trabajos de información digital y que requiere impulsar la adopción de energía renovable”, dijo.

Abundó que las nuevas soluciones de almacenamiento de energía son de las mejores soluciones de manejo energético, pues no se desperdicia en la red, ya que se queda guardada para solventar las necesidades de las empresas, principalmente los Data Center y aquellas industrias de manejo de información digital.

México cuenta con una gran oportunidad para desarrollar su mercado de almacenamiento de energía. Año tras año, los costos del almacenamiento bajan, haciendo esta tecnología cada vez más accesible para los hogares y las pequeñas y medianas empresas.

Querétaro; indispensable almacenar energía por el Nearshoring

La inversión en tecnologías de almacenamiento de energía no solo ayudará al bajío del país a cumplir sus objetivos de energía renovable, sino que también podría crear nuevas oportunidades de empleo y atraer inversión extranjera directa.

El almacenamiento de energía es una tendencia en crecimiento en todo el mundo, con previsiones de capacidad instalada y valor del mercado de baterías en constante aumento. Además, cada vez se diversifican más las tecnologías que sustentan el almacenamiento. Hay otras tecnologías no relacionadas con las baterías de ion – litio que están en desarrollo, como el almacenamiento con base en aire comprimido, los volantes de inercia, la energía térmica, las baterías de flujo y las pilas de hidrógeno.

Cabe mencionar que el almacenamiento de energía sostenible es fundamental para abordar los desafíos ambientales y promover la transición hacia fuentes de energía más limpias. Por ello, explicó que la marca que representa impulsa tecnología de almacenamiento que se integran con sistemas de energía renovable, como paneles solares y turbinas eólicas.

Esto permite la acumulación de energía durante los períodos de generación excesiva y su distribución cuando más se necesita, lo que contribuye a un sistema energético más estable y sostenible.

El experto subrayó que las soluciones energéticas de última generación son compatibles con baterías de litio, se han diseñado para maximizar la eficiencia y minimizar el impacto ambiental. Estas soluciones avanzadas no solo almacenan energía de manera confiable, sino que también ofrecen una vida útil extendida y una capacidad de reciclaje, lo que reduce el desperdicio y promueve la sostenibilidad.

También puedes leer: Inicia ‘data center’ de Microsoft en Querétaro

Dichas soluciones de carga y almacenamiento de VE están diseñados para impulsar la adopción de la movilidad eléctrica, reduciendo las emisiones de carbono y mejorando la calidad del aire.

Agregó que los sistemas de red eléctrica en México, necesitan de mayor eficiencia en su manejo de energía y se espera que la Inteligencia Artificial (IA) permita que las industrias como los hogares no tengan vaivenes en los flujos energéticos. “Más en estos días, pues el nearshoring requiere de electricidad constante y que no se padezca de apagones, como ha sucedido en Querétaro. Este fenómeno de relocalización de empresas pide más energía, ya sea con inversión pública o privada. Sin olvidar el impulso a la electromovilidad en los sistemas de logística”.

Relató que “el futuro en almacenamiento de energía son las baterías de litio que tienen una duración de hasta 14 años, a diferencia de las actuales de plomo-acido que no sobrepasan de los 3 años de duración. Además que el litio es reciclable al 100 por ciento y estos artículos son ideales para los nuevos vehículos eléctricos”.

Federación actúa contradictoriamente sn su política de energía

No debe olvidarse, que a mediados de año, el gobierno de México solicitó un préstamo al Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por 9 millones de dólares (unos 163 millones de pesos), para financiamiento del “Programa de Apoyo a los Sistemas de Almacenamiento de Energía” para empresas que tengan techos solares.

El crédito fue solicitado a través del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), un organismo perteneciente a la banca de desarrollo del Estado mexicano, de acuerdo con los documentos de la operación.

Aunque el préstamo contradice el discurso oficial del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien ha señalado en diversas ocasiones que México no recurrirá al endeudamiento externo para financiar los proyectos federales.

El objetivo específico es ser pionero en los flujos de financiación para las inversiones de las PYMEs en soluciones de almacenamiento de energía en baterías, en particular en proyectos de eficiencia energética.

Los beneficiarios directos del programa serán las empresas que inviertan en almacenamiento de energía en baterías junto con proyectos de generación distribuida de energía solar fotovoltaica en el sector industrial y comercial.

El programa se centrará principalmente en los beneficiarios financiados en el marco del Programa de Crédito Global para Apoyar la Recuperación Económica en México, bajo el cual los esfuerzos de desarrollo de proyectos fotovoltaicos están actualmente en curso.

Se espera que el importe máximo por subproyecto sea de 1 millón de dólares. Además, se prevé que la mayoría de los subproyectos tengan un perfil de riesgo socioambiental bajo, mientras que algunos podrían ser de riesgo moderado.

Los potenciales impactos ambientales y sociales y de salud y seguridad asociados al programa serán gestionados con la aplicación de un Sistema de Gestión de Riesgos Ambientales y Sociales que se basará en el cumplimiento de la legislación nacional o local aplicable, criterios de exclusión, criterios de elegibilidad, entre otros.

Enorme el gasto masivo de agua en los Data Centers

El estado de Querétaro, con más de 2.5 millones de habitantes, presenta una grave sequía. De los 11 acuíferos estatales, siete padecen déficit, lo que significa que la extracción supera a la recarga, entre ellos el que abastece a la capital del estado, señala la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Cabe ejemplificar que un Data Center de 15 megavatios de capacidad puede requerir 1.36 millones de litros diarios de agua. De acuerdo a las autoridades estatales de Querétaro, los tres módulos por situarse en los alrededores del municipio de Colón, tienen una capacidad total de 52 megavatios Mw, que demandarían unos cuatro millones de litros, pero el estado de Querétaro presenta una situación hídrica acuciante.

Anúnciate aquí

Anúnciate aquí

Anúnciate aquí