Anúnciate aquí

Rusia y su ejército Wagner: Alejandro Gutiérrez

Los conflictos en el mundo moderno son enfrentados por métodos tradicionales, pero también por métodos no conocidos con anterioridad. Conocer el abanico de estos resulta fundamental para la seguridad de cualquier Estado. Un ejemplo es la utilización de organizaciones militares privadas. El caso más famoso es el denominado Grupo Wagner, utilizado por Rusia para múltiples … Leer más

Los conflictos en el mundo moderno son enfrentados por métodos tradicionales, pero también por métodos no conocidos con anterioridad. Conocer el abanico de estos resulta fundamental para la seguridad de cualquier Estado. Un ejemplo es la utilización de organizaciones militares privadas.

El caso más famoso es el denominado Grupo Wagner, utilizado por Rusia para múltiples propósitos, todos enfocados a incrementar la influencia rusa en diversas partes del mundo.

Wagner se formó durante la invasión rusa a Ucrania que derivó en su anexión de Crimea. El propósito fue perseguir objetivos del Gobierno ruso, disfrazando y ocultando que le obedecen, al tratarse de milicias privadas, no estatales. Efectuaron toda clase de maniobras militares sin comprometer a su Gobierno, porque no se podía demostrar que eran su instrumento.

Así, Wagner ha logrado que Rusia enfrente sanciones por las enormes y reiteradas violaciones a los derechos humanos a lo largo de su intervención en Ucrania. Técnicamente, Wagner es ilegal en Rusia y no tiene patrocinadores específicos.

A raíz de esto, Wagner se ha diseminado en varias partes, primero Siria, Libia y Sri Lanka; después, en África Subsahariana, la República Centroafricana y hasta Venezuela. Se ha asociado con gobiernos autoritarios o estados fallidos suministrándoles fuerzas paramilitares, entrenamiento, inteligencia y otras herramientas para apoyarlos en su permanencia en el poder, a cambio de la concesión de explotaciones mineras que garantizan el suministro ilegal de metales y piedras preciosas a Rusia.

En Burkina Faso, su Gobierno ha acordado la presencia de Wagner para contener la violencia de los grupos yihadistas, a cambio de concesiones mineras. La reciente expulsión de tropas francesas, tanto de Mali como de Burkina Faso, es considerada fruto de esta cooperación con Wagner, reduciendo la influencia francesa en la zona.

Las lecciones que Wagner ha aportado a los gobiernos, les obligan a permanecer alerta ante este tipo de intromisiones, toda vez que constituyen otra faceta de la denominada guerra híbrida que puede ser aplicada a cualquier país, en cualquier momento y con cualquier pretexto. No se ha demostrado aún la vinculación de Wagner con Cuba, pero sus ‘médicos’ se inscriben en la misma lógica de avanzada.

Anúnciate aquí

Anúnciate aquí

Anúnciate aquí

Más noticias


Contenido Patrocinado